Bebió.

Estándar

Era ácido, feo, pero necesario.

Esa noche era especial…

Todo estaba fríamente calculado.

Ya se habían ido a sus hogares, ella estaba sola,

como siempre.

Preparó la mesa, apagó las luces,

encendió una vela.

Afuera la tormenta doblaba  los árboles,

¿eso importaba?.

Se desnudó, tomó la copa y despacio

la llenó de líquido y de recuerdos.

Se sentó frente al retrato y bebió.

Todo el veneno penetró en sus venas.

Ya nada valía la pena.

El estaba con su ángel…

ella con el demonio…

Por eso bebió.

 

 

 

 

 

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s