No sé mentir.

Estándar

sacerdote

Al volver de sus vacaciones, una mujer toma un avión, y en el asiento de al lado va un cura.

Antes del aterrizaje, ella le pregunta si puede pedirle un favor, y él asiente.

_Padre, compré una depiladora eléctrica muy cara, y tengo miedo de que supere mi límite en la aduana. ¿Podría usted esconderla debajo de su sotana?.

_Sí, hija, pero debo advertirte que no sé mentir.

La señora le agradece y le entrega la depiladora.

Ya en su destino, el inspector de aduana le pregunta al sacerdote:

_¿Algo que declarar, Padre?

A lo que el cura responde:

_De la cabeza a la cintura, nada que declarar, hijo mío.

Un tanto extrañado, el inspector le pregunta:

_¿Y de la cintura para abajo?

_¡Allí tengo un instrumento para mujeres que nunca he usado!

Riendo, el inspector le permite el paso al religioso.

                                                    Jesús A. Pérez.

Anuncios

»

  1. Está buenísimo, lo voy a contar en familia, ahora en las fiestas.
    Ah, y yo sé que no se estilan los saludos, o por lo menos a mí nadie de internet me saludó por las fiestas, pero yo quiero desearte Feliz Navidad atrasado y un muy buen comienzo en éste año que viene 2009 . Gracias por tus comentarios.
    Besos!!
    Andrea.-
    decoractual.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s