La hora del destino.

Estándar

Lo que aquella tarde me cambió la vida

dejándola a la otra para siempre atada,

fue una joven suave de vestido verde

que con dulce asombro me miró callada.

                              Leopoldo Lugones.

—————————————————————–

Versos que describen el encuentro con una alumna (luego su amante), de la cual se enamoró perdidamente.

Anuncios

»

  1. Ese pequeño detalle puede marcar todo lo que pueda venir después. A veces esa visión se instala para siempre, te persigue, te acaricia.

    Besos de loki vinodelfin.

  2. Que lindo sería sentir ese tipo de pasión naif, imparable, irresponsable, no?? yo me enamoré, de mi profe de cívica, parecía drácula, siempre de negro, él, ni bola, como corresponde.
    besososos amiga !!!
    andrea.-
    decoractual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s