Autocensura.

Estándar

nuevayork

 

No escribo nada.

Llevo noches corrigiendo balbuceos

podridos desde el útero

alimentando de palabras al reptil

que gira en mi cerebro y lo envenena.

Aborto ideas antes de concebirlas

en tanto el primer verso

devora a los siguientes

en un afán caníbal de silencio.

Debajo de mis párpados

los sueños

justo antes de soñarlos se vuelven pesadillas

que jamás recuerdo

y me despiertan

temblando

sin memoria

inquilino de un cuerpo

que disuelve la noche

sin saberlo.

                                            Román Luján.

Anuncios

»

  1. Pobre román julián, está super atormentado, no me gusta que se sienta así, y menos que no encuentre la salida, que no tenga paz……..

    besitosssss dulces
    andrea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s