Anónima.

Estándar

 

Ni muy feliz, ni triste. Como tantas,

parecerá insensible a cuanta pueda

ocurrir a su lado. Cada día

andará iguales calles y las mismas

sombras la mirarán pasar. No habrá ninguno

capaz de distinguirla de las otras,

así, a primera vista. Cada día

se va muriendo un poco (no comulga

con esa triste rueda de molino

de la moderna mística; el trabajo,

rutinario y vulgar-bien lo comprende-

la embrutece y anula). Y qué remedio

queda. Y qué remedio.

Pero yo sé que guarda

intacta esa frescura y delicada

del corazón ardiente y una innata,

joven curiosidad. Estará sola,

como solos están los que, de un modo

u otro, son acaso diferentes.

Y no sospechará que hubo una tarde

en la que fue dictándome un poema.

                                                     Víctor Botas.

Anuncios

»

  1. Que hermoso que el que escribio este bello poema, haya podido detectar a una de las tantas anonimas, y describirla de manera tan particular , a pesar de ser anónima!!! Me encanto Vaniii!!!
    Buen DOmignooooo!
    Besote grande grande!!!!!

  2. Que observador…… la verdad que está lleno de anónimas y anónimos en la vida y nosotros no nos percatamos de ellos , o de nosotros mismos, vivimos tan aceleradamente, ……..que mirá cuanto hay si uno mira con detenimiento como víctor…….

    besitosss vani!!!!!
    andrea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s