No te rías de un colla…

Estándar

 

No te rías de un colla que bajó del cerro, que dejó sus cabras,

sus ovejas tiernas, sus habales yertos; no te rías de un colla,

si lo ves callado, si lo ves zopenco, si lo ves dormido.

Él bajó del cerro a vender sus cueros, a vender su lana, a comprar azúcar,

a llevar su harina, y es tan precavido, que trajo su plata, y hasta su comida,

y no te pide nada.

No te burles de un colla, que si vas pa’l cerro,

te abrirá las puertas de su triste casa, tomarás su chicha, te dará su poncho,

y junto a sus guaguas, comerás un tulpo y a cambio de nada.

No te rías de un colla que busca el silencio, que en medio de las lajas cultiva sus

habas

y allá en las alturas, en donde no hay nada,

¡¡¡así sobrevive con su Pachamama!!!.

                                           FORTUNATO RAMOS.

 

Anuncios

»

  1. La primera vez que fui a Jujuy, escuché a un niño de la Quebrada que me recitaba esto. Nunca pensé que me iba a enamorar tanto de su cultura.
    Me encantó

  2. Cuanto tiempo sin pasarme por aquí! (ya sabes, el verano sin internet…) Veo que le has dado un cambio de imagen al blog!! me gusta!!
    Un saludito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s