La vida, sin nombre…

Estándar

La vida, sin nombre, sin memoria, estaba sola. Tenía manos, pero no tenía a quien tocar. Tenía boca, pero no tenía a quien hablar. La vida era una, y siendo una era ninguna.
Entonces el deseo disparó su arco. Y la flecha del deseo partió la vida al medio, y la vida fue dos.
Los dos se encontraron y se rieron. Les daba risa verse, y tocarse también.
EDUARDO GALEANO.

Anuncios

»

  1. A lo dicho por Ocol y alguno más sólo a adir a los siguientes comentarios Una elevada abstención, por s sola, no significa nada, pues las causas de la abstención pueden ser muy variadas.

  2. Feliz año nuevo, Vani. Ya te vi de seguidora de Salvemos al mundo, es un blog que hizo mi niño hace como dos años e inmediatamente lo abandonó, en algo salió a su madre. Un abrazo fuerte y besos para ti y tus hijos. Ah, me encanta ese texto de Galeano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s